Corro

Tengo la fortuna de ser baterista de Nacú del barrio. A través de este camino musical descubrí un gusto especial por el shuffle, pues la mayor parte de los proyectos a los que acompañé y pertenecí lo utilizaban como recurso principal. Así después de algunos años me topé con estos cabrones que además de ser grandes músicos son una familia entrañable.

Deja un comentario